El secretario general de Agricultura y Alimentación valora positivamente el papel del sector de la distribución “que aporta innovación, riqueza y empleo tanto en entornos rurales como urbanos”

El secretario general de Agricultura y Alimentación señala que el sector agroalimentario en general y la distribución en particular deberán afrontar un futuro sostenible, equilibrado y digital Anuncia que se impulsarán los trabajos del observatorio de la Cadena Alimentaria y las adhesiones de empresas al Código de Buenas Prácticas en la Contratación Alimentaria Pondera la labor de ASEDAS, señalando que en sus 20 años de actividad ha consolidado un modelo de comercio de proximidad equilibrado e integrador, accesible y capaz de responder a las necesidades de os consumidores

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha subrayado hoy la importancia del sector agroalimentario, que aporta el 11% del PIB español y alrededor de 2,7 millones de empleos, resaltando el papel del sector de la distribución, que actúa como elemento vertebrador de la sociedad tanto en entornos rurales como urbanos, aportando innovación, riqueza y empleo. Un sector, ha añadido, que cuenta con una oferta de proximidad muy rica, que responde a diario a las necesidades de los consumidores de nuestro país.

 Miranda, que ha inaugurado hoy el acto conmemorativo del XX aniversario de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), ha planteado también los retos que deben afrontar el sector agroalimentario en general y la distribución en particular, para responder con éxito a las necesidades y tendencias de consumo en los próximos años, señalando que deberán abordar un futuro sostenible, equilibrado y digital, manteniendo y mejorando los estándares de calidad y seguridad conseguidos.

 Para ello ha resaltado la importancia de conocer al consumidor final y satisfacer sus demandas, que van dirigidas a un acceso a una alimentación variada y de calidad.

 También es imprescindible, ha apuntado el secretario general, actuar con un enfoque global de cadena de suministro, mejorando el funcionamiento de la cadena de valor de los alimentos, a través de un marco de competencia justa que repercuta en beneficio de todos los eslabones. Todo ello, sin olvidar el interés creciente por la revolución digital o compra por internet - e-commerce - que presenta un alto potencial de desarrollo y ofrece nuevas formas de colaboración entre los distintos eslabones de la cadena de valor.

 

APOYO DEL MINISTERIO

En este contexto Miranda ha puesto en valor dos iniciativas del Ministerio como son el Panel de consumo, puesto en marcha hace ya 30 años, que refleja el cambio de comportamiento de los hábitos de consumo de los españoles, y aporta una información valiosa para la toma de decisiones de administraciones públicas y empresas privadas. Y junto al Panel, la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, una ley pionera en España y en la Unión Europea que ha servido de inspiración para la elaboración de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales.

 En el marco de esta Ley, el secretario general ha expuesto varias actuaciones que se quieren intensificar este año como el impulso de los trabajos del Observatorio de la Cadena Alimentaria y los de la Comisión de seguimiento del Código de Buenas Prácticas en la Contratación Alimentaria. Todo ello con el propósito de crear una verdadera cadena de valor, que remunere a todos sus agentes, desde los productores, agricultores y ganaderos, hasta el resto de eslabones de la cadena.

 Miranda ha finalizado su intervención resaltando la labor desarrollada por ASEDAS, que agrupa a las principales cadenas de supermercados, alcanzando los 20.000 puntos de venta y 290.000 puestos de trabajo. Gracias a su esfuerzo durante estos últimos 20 años, ha concluido el secretario general, ha consolidado un modelo de comercio de proximidad equilibrado e integrador, accesible y circular, capaz de responder a las necesidades de los consumidores de alimentos de nuestro país.