CHIL.org

RAIF: Olivar. Situación de mosca del olivo en Andalucía

Editor de texto enriquecido, _15_Cuerpo_INSTANCE_hrN7fESuEditor, Pulse ALT 0 para ayuda

Con la condiciones meteorológias que se vienen produciendo durante las últimas semanas, caracterizadas por cálidas temperaturas acompañadas en ocasiones de tormentas, se está favoreciendo un aumento de humedad relativa, lo que repercute en una mayor actividad de la Mosca del olivo (Bactrocera oleae). Por otra parte, en los últimos días se ha apreciado un notable aumento poblacional de adultos procedentes de la avivación de las pupas y que está dando lugar a las nuevas puestas de la segunda generación de este insecto. Estos factores, están favoreciendo su actividad, aumentando la incidencia sobre los frutos en todas las provincias, siendo más significativa su incidencia en las provincias de Cádiz, Jaén y Granada, en donde se registra un valor medio provincial de 18’80, 6’40 y 5’20% de picada total, respectivamente. Por Zonas Biológicas su ataque es más notable en Olvera (Cádiz) con el 29’30% y Mágina Sur (Jaén) con el 16’30%.

En cuanto a la viabilidad de esta picada se aprecia igualmente un aumento del índice de picada viva en todas las provincias, de ellas destacan Cádiz, Jaén y Granada, con valores medios provinciales de 8’20, 5’10 y 3’70% de picada viva, respectivamente. Enn el resto de provincias se encuentra por debajo del 2% de picada viva.

En lo referente al vuelo de adultos, las capturas obtenidas en los moqueros Mac-phail durante la última semana, se aprecia un descenso generalizado en todas las provincias, debido probablemente a la falta de atracción del mosquero como consecuencia del aumento de la humedad relativa. Por los valores registrados, destacan las provincias de Cádiz, Granada y Córdoba, con un valor medio provincial de 7’50, 7’40 y 4’90 adultos/mosquero y día, respectivamente.

Por otra parte, los registros obtenidos en las placas cromotrópicas, muestran un aumento en todas las provincias, destacan las provincias de Sevilla, Granada y Jaén, con un valor medio provincial de 9’60, 9’30 y 6’90 adultos/placa y día, respectivamente.

En las últimas semanas se han venido sucediendo controles fitosanitarios tanto aéreos como terrestres para el control de la mosca del olivo en aquellas áreas que han superado los umbrales de tratamiento en las diferentes provincias andaluzas. Se aconseja extremar la vigilancia en el cultivo, observando la evolución de éste insecto, tanto cuantificando las poblaciones de adultos en trampas, como la incidencia de éstos sobre las aceitunas, mediante la realización de muestreos de frutos.

No obstante, es interesante conocer la biología del insecto, sabiendo que un factor limitante en su actividad, son las condiciones ambientales de temperatura y humedad relativa, en cuanto a estos factores abióticos de este insecto, conocer que interrumpe su desarrollo con temperaturas inferiores a los 6ºC y mayores de 35ºC, siendo su rango óptimo de temperaturas 20-25ºC. Una humedad relativa elevada (>80-85%) favorece la incidencia de la plaga. En verano, las altas temperaturas combinadas con la baja humedad relativa desecan huevos y larvas causando la muerte de los mismos.

Por las condiciones meteorológicas de estas fechas de suaves temperaturas y alta humedad relativa, esta generación amplía su ámbito de actuación, trasladándose de las zonas de sierra a las de campiña.

En el caso de realizar tratamientos de control fitosanitario debemos de comprobar que el producto a emplear este autorizado su uso en el cultivo de olivar y para esta plaga en concreto. Antes de realizar el caldo de  tratamiento, leer detenidamente la etiqueta del producto, comprobando la dosis y el modo de aplicación, atendiendo las indicaciones de la misma.

Una vez realizado el tratamiento respetar los plazos de seguridad marcados por el fabricante.

 

Más información aquí